Visitar al Parque Nacional da Serra da Bocaina.

El Parque Nacional da Serra da Bocaina es una zona de conservación natural que abarca una superficie de 104.000 hectáreas, situada entre los estados de Rio de Janeiro y São Paulo, y comprende terrenos de varios municipios: Parati, Angra dos Reis, Sao José do Barreiro, Arenas, Cuña y Ubatuba.

El parque fue creado por Decreto en el año 1971, y el objetivo de su creación fue proteger a las ciudades de Rio de Janeiro y São Paulo contra posibles accidentes nucleares en las usinas de Angra I y II, interponiendo entre las ciudades y las usinas una verdadera muralla vegetal.

La vegetación es variada; hay bosques de pino Paraná y pino bravo, epífitas como las micro-orquídeas de diversos géneros, que se encuentran especialmente a orillas de los ríos, y especies de madera valiosa, amenazadas por su alto valor comercial.

Pico do Tira Chapéu

La fauna que predomina es la de tipo atlántico, y se encuentran diversas especies como el mono carvoeiro, el barbado, la jaguatirica, el gato del monte, el tamanduá bandera, el macuco, el gavilán de penacho, el gavilán real, el jacutinga, el loro de pecho morado, entre otros. 

Igualmente variado es el paisaje que ofrece el parque: playas de arena, como la Playa del Cachadaço y la Playa del Medio; montañas de 1.800 metros de altitud en las que abundan los despeñaderos, grutas y valles profundos; e incluso una isla oceánica, la Isla de Tijeras.

Cachoeira Santo Isidro

Dentro del parque circulan varios ríos de aguas límpidas y frías, con hermosas cascadas, y se hallan las nacientes del río Paraitinga, uno de los principales afluentes del Paraíba do Sul. 

La cuenca más importante es la del río Mambucaba. El visitante del parque tiene diversas opciones de actividades turísticas; la más frecuentada es la realización de caminatas por los amenos senderos que conducen hasta las cascadas, como la Cachoeira Santo Isidro, cercana a la entrada principal del parque, y la del Ciervo, en el río Mambucaba.

Otro camino de gran interés es la Trilla del Oro (Trilha do Ouro), excelente propuesta para una buena caminata o una divertida cabalgata. Es una herencia de los tiempos de la colonia; fue construido con mano de obra esclava y con piedras del río, y en su época sirvió para transportar el oro de Minas Gerais a los puertos de Mambucaba y Paratí. Hoy día, a lo largo de la Trilla del Oro hay diversas áreas de camping para mayor atractivo y confort del paseante.

Trilha do Ouro

Para el ingreso al parque y la realización de actividades se necesita contar con el permiso de la autoridad responsable del área, que es el instituto conocido como Ibama. Se recomienda muy especialmente usar vehículo con tracción en las cuatro ruedas; una camioneta 4×4 es lo mejor, sobre todo en época de lluvias.