Vilhena, el portal de la Amazonia. | Guia sobre Brasil

Vilhena, el portal de la Amazonia.

Vilhena es un municipio del estado de Rondônia, en el extremo norte de la región Centro-Oeste, situado cerca del límite con el estado de Mato Grosso, en el umbral de la agreste floresta amazónica.

La región está constituida por una inmensa meseta, la Chapada dos Parecis.

ciudad-de-vilhena

Está formada por grandes áreas de campos y cerrados, y que es, a la vez, la divisoria de las aguas entre las dos grandes cuencas hidrográficas de Sudamérica: la del río Amazonas y la del río de la Plata.

En el punto más elevado de esa gran altiplanicie se levanta Vilhena, a 600 metros de altitud, y esa posición le otorga su clima de excelencia, gracias a los vientos tropicales que mantienen una temperatura casi constante entre los 20 y los 30 grados.  La historia de Vilhena echa sus raíces en la cruzada del bandeirante Cândido da Silva Rondon, a quien el entonces presidente de la República encomendó en 1909, durante el floreciente período del caucho, el tendido de una red telegráfica que uniera Cuiabá y Porto Velho.

chapada-dos-parecis

En ese tiempo era toda una aventura atravesar la Chapada dos Parecis, hasta entonces sólo poblada por tribus indígenas; Rondon hizo la travesía de casi 800 kilómetros acompañado por el ingeniero Antonio Carlos Vilhena, cuyo nombre dio a la primera población levantada en esas tierras indómitas.

A comienzos de la década de los 60 la región inicia un gran desarrollo con la construcción de la carretera BR-364, destinada a unir la región norte con el resto del país. El día que se comenzó el desmonte para abrir la ruta fue un día histórico que quedó en la memoria y las fotografías de los que lo presenciaron: mezcla de alegría por el progreso que significaba la ruta y melancolía por los gigantes vegetales volteados por las excavadoras.

La Vilhena actual es un producto de los grandes flujos migratorios que llegaron a Rondônia a partir de la década del 70, con la decisión de poblar la región, atraídos por el clima saludable, la riqueza maderera, y la distribución y colonización de tierras que promovió el gobierno federal.  Esos movimientos migratorios, favorecidos por las mejoras en los medios de transporte, inclusive la construcción de un moderno aeropuerto internacional, provocaron un gran aumento en la población de Vilhena, convirtiéndola en la ciudad moderna y pujante que es hoy, a la vez que el surgimiento de otras poblaciones en su zona de influencia.

Actualmente, convertida en municipio, Vilhena cuenta con todos los adelantos de una ciudad moderna, en escuelas, hospitales, suministro de agua y energía, una buena red hotelera, comunicaciones telefónicas, televisión. Y Rondônia ha merecido llamarse “el nuevo Eldorado brasileño”, ya que representaba el mito, lo desconocido; llegar cerca de las pororocas, conocer el Amazonas y sus afluentes, eran curiosidades que impulsaban a los hombres del Sur tanto como la búsqueda de espacio y bienestar.