Uruçuca y Serra Grande, estado de Bahía.

El municipio de Uruçuca, nacido del antiguo poblado de Agua-Preta do Mucambo, se sitúa en el litoral del estado de Bahía, formando parte del circuito de la Costa del Cacao.

Posee 20 kilómetros de playas primitivas, solitarias y tranquilas, con un mar azul de aguas claras y cálidas; la rodea una zona de plantaciones de cacao, con hermosas cascadas, ideal para la práctica del ecoturismo.

Playa_SerraGrande_Itacere

Otro paisaje espectacular es el de la zona denominada Serra Grande, donde los acantilados rocosos se combinan con la frondosa vegetación de la Mata Atlántica y la planicie costera.
Una opción inmejorable para disfrutar de las bellezas de esta zona es el Tour a Itacaré, que se realiza por la magnífica carretera que une las ciudades de Ilhéus e Itacaré, pasando por Serra Grande; fue abierta durante la Segunda Guerra Mundial para facilitar las comunicaciones, y desde 1998 pasó a ser la Estrada-Parque Ilhéus-Itacaré, con 65 kilómetros de extensión, declarada Área de Protección Ambiental, con vistas a la conservación de los ecosistemas propios de esta región de Mata Atlántica, ríos, manglares, restinga y otros, sumamente sensibles a la acción humana.carretara_ilheus_itacare_serra_grande

La Estrada-Parque cuenta con pequeños equipamientos a lo largo de la carretera, como pasarelas aéreas y canaletas, que garantizan la seguridad; para los que gustan de practicar ciclismo, la carretera tiene dos trechos de ciclovía: uno de ellos, situado al comienzo de la carretera saliendo de Ilhéus, de 9 kilómetros de extensión, llega a la entrada que conduce a Lagoa Encantada. El segundo trecho, de 6 kilómetros, sale de Itacaré y termina cerca del Asentamiento de Marambaia. Los pobladores rurales utilizan la ciclovía como vía de tránsito para peatones, ciclistas y transporte de animales.

En el transcurso del paseo se visitan lugares de interés turístico, empezando por una parada en el Mirador de Serra Grande, desde donde se divisa una gran franja del litoral con bellísimos paisajes. Continúa con una visita al poblado de Serra Grande, donde hay oportunidad de admirar y adquirir hermosas piezas de artesanía regional.

Siguiente parada, en la playa de Itacarezinho, provista de todas las comodidades, donde hasta habrá tiempo para un refrescante baño de mar, y probar algún exquisito plato regional en uno de sus restaurantes o bares.

Repuestas las energías, una buena caminata para recorrer y conocer la ciudad de Itacaré, ver sus plazas y monumentos, y el siguiente paso es una parada en la cascada de Tijuipe, donde se podrá tomar otro baño, o descansar en sus cómodas instalaciones.

De regreso a Ilhéus, parada en la Fábrica de chocolate Casero para visita, degustación y compra (quien así lo desee).