Playa y diversión en Porto Seguro

Porto Seguro, en el estado de Bahía, es uno de los mejores lugares de Brasil para captar en su esencia la su cultura, aquí no solamente podremos saber más acerca de los orígenes de la colonización en el Brasil, recorriendo la Costa del Descubrimiento.

Al mismo tiempo disfrutaremos de la exuberante naturaleza de la Selva Atlántica, sus playas en las que se baila todo el día y sus noches divertidas y matizadas con algunas bebidas, sólo para mayores de 18 años.

Porto Seguro nos espera con sus noventa kilómetros de playas custodiadas por arrecifes de coral y en las que desembocan ríos y arroyos; es posible recorrerlas en paseos en embarcaciones a vela que nos ofrecen una vista diferente de la Costa del Descubrimiento, como Recife de Fora, Cora Alta, Santo André con sus playas vírgenes de río y de mar. También Trancoso y sus aguas transparentes y Cumuruxatiba que ofrece la posibilidad de quedarse en una posada a orillas del mar. ¡Preparen sus cámaras fotográficas! Pueden realizar paseos en aviones ultraligeros o en helicóptero.

Las playas ofrecen diversión continua, con sus clases de “lambaeróbica” que combinan la famosa danza con ejercicios aeróbicos en la orilla. Cuando llega la noche la fiesta comienza en la Pasarela del Alcohol, a lo largo de la cual decenas de puestos venden cócteles a base de frutas y la tradicional “capeta” que es una preparación con aguardiente de caña, chocolate en polvo, guaraná y leche condensada.

La Pasarela del Alcohol desemboca en la orla de la ciudad, con restaurantes de playa, espectáculos musicales, animación y ganas de divertirse. La mayoría de los comercios acompaña este ritmo diferente y permanecen abiertos hasta la medianoche.

No dejemos Porto Seguro sin visitar el Sitio Histórico de la Ciudad Alta; fue uno de los primeros asentamientos poblacionales, con tres iglesias y alrededor de 40 residencias que conforman un magnífico patrimonio arquitectónico y que por la noche lucen especialmente iluminadas. Aquí se encuentra la Igreja del Outeiro de la Gloria, la primera iglesia levantada en Brasil; sus ruinas se encuentran en el corazón de la reserva de la Selva Atlántica y visitar estos vestigios rodeados de selva es una experiencia inolvidable.

Si la idea es quedarse, hay hoteles, posadas y campings, con opciones para todos los gustos y presupuestos.

Es muy fácil llegar a Porto Seguro, que se encuentra a 722 Km. de Salvador por aire ya que posee un aeropuerto que recibe vuelos diarios de casi todas las ciudades brasileñas, o por carretera, BR-101 hasta Eunápolis y desde allí la BR-367.