Pedreira Paulo Leminski en Curitiba

Curitiba, capital del estado de Paraná, en la región Sur de Brasil, posee un lugar privilegiado en medio del Parque das Pedreiras, donde se levanta un complejo formado por un teatro grandioso, la Ópera de Arame, y un local para presentaciones de carácter cultural y artístico que lleva el nombre oficial de Espacio Cultural Paulo Leminski.

Esta obra magnífica fue inaugurada en 1992, y es uno de los lugares emblemáticos de Curitiba.

El edificio de la Ópera de Arame tiene capacidad para 2.400 espectadores; su original construcción es de estructura tubular, con un techo de policarbonato transparente; consta de tres niveles, y su arquitectura está diseñada para integrarse de manera armoniosa al ambiente natural que lo rodea.

Esto se aprecia ya desde la entrada misma, que transita por una pasarela metálica que cruza un lago bordeado de frondosa vegetación. La Ópera de Arame queda en la calle João Gava, s/nº, barrio del Pilarzinho; recibe visitas de martes a domingo desde las 8 hasta las 21 horas (conviene confirmar este horario).

Al lado de la Ópera está el Espacio Cultural Paulo Leminski, conocido popularmente como Pedreira Paulo Leminski porque en el lugar donde fue construido había antiguamente una cantera (pedreira). Exhibe obras, fotos e historias del poeta e intelectual Paulo Leminski, que pueden ser vistas y leídas por el público.

Pedreira Paulo Leminski


Posee además un escenario al aire libre, como una especie de anfiteatro, rodeado de rocas macizas que garantizan una acústica excelente. Tiene capacidad para albergar unas treinta mil personas. Lo interesante es que todo el conjunto de edificaciones está en medio de bellísimos paisajes, con lagos, cascadas, abundante vegetación de araucarias y otras especies nativas, y gran cantidad de aves de varias especies.

En 1993, al conmemorarse los 300 años de Curitiba, se presentó en la Pedreira el tenor español José Carreras, acompañado por la Orquesta Sinfónica Brasileña. También se presentaron en diversas oportunidades otros artistas conocidos, como Paul McCartney, David Bowie, No Doubt, Ivete Sangalo y Roberto Carlos, entre otros.

El complejo dispone de comodidades para discapacitados, como el acceso por medio de rampas con ayuda de rieles y ascensor, y baños adaptados. Para el público en general hay bebederos con agua filtrada, recipientes selectivos para residuos, dos baños para hombres y dos para mujeres, y atracciones especiales para niños. Pagan media entrada los niños y jóvenes hasta 14 años y los mayores de 60 años, los estudiantes y profesores y los dadores de sangre. No se permite entrar con animales, ni fotografiar o filmar si no es con autorización especial.

Llegar es fácil: en la Pedreira Paulo Leminski hay una parada de la Línea Turismo, que son ómnibus de dos pisos que circulan por los puntos turísticos de Curitiba, de martes a domingos desde las 9 hasta las 17:30 horas, con salidas cada media hora.