Natal, la ciudad del Sol y de las dunas.

Capital del estado de Rio Grande do Norte, Natal es la capital brasileña más cercana a Europa y se convirtió en un importante lugar turístico al ser la puerta de entrada a las hermosas playas del Estado de Rio Grande do Norte, con sus aguas calientes.

La actividad turística se ha desarrollado en Río Grande do Norte de manera intensiva a partir de la construcción de la Vía Costeira, una gran avenida en medio de las dunas, en la década de 1980; uno de las grandes mejoras realizadas fue la creación del Parque de las Dunas, con la finalidad de preservar la cadena de dunas que rodean la ciudad.

Natal fue fundada el 25 de diciembre de 1599 sobre la base del fuerte erigido por los portugueses para defender la colonia de la invasión holandesa; justamente debe su nombre a la fecha de su fundación, ya que en portugués Natal significa “Navidad”.

A mediados del siglo XVII, Natal fue ocupada por los holandeses durante unos veinte años, y pasó a llamarse Nueva Amsterdam. Durante la Segunda Guerra Mundial sirvió como base aérea de las acciones de los aliados sobre el continente africano, debido a su posición geográfica estratégica.

La ciudad conserva en el distrito histórico las construcciones típicas de la época colonial, entre ellas la Fortaleza de los Reyes Magos, rodeada por un muro en forma de estrella, que dio origen a la ciudad; y la Catedral Metropolitana, inaugurada en 1599 y reconstruida recientemente en una magnífica obra arquitectónica. También el Teatro Alberto Maranhão, de 1898, declarado Patrimonio Histórico estatal, es un ejemplo de la arquitectura de la época colonial.

Las playas de la ciudad, como la Playa del Forte, del Meio, de los Artistas y Areia Preta, ofrecen un atractivo especial para los turistas, pues permiten la práctica del esquí en arena, que consiste en deslizarse duna abajo con un elemento que es como un patín sin ruedas.

Otros puntos de interés son las playas de Extremoz, localidad separada de Natal por el río Potengi, donde se hacen paseos en buggy por las extensas arenas blancas; en las playas de Rendinha y Genipabu se concentran las principales atracciones de la zona: sus dunas móviles, el agua tibia y límpida, sus lagunas y cocotales, son paisajes buscados por turistas nacionales y extranjeros en toda época del año.

La playa de Ponta Negra se encuentra al final de la Vía Costeira, siguiendo en dirección sur, y tiene un atractivo especial porque es un punto desde donde se divisa el Morro do Careca, enorme duna a orillas del mar, de inclinación casi vertical; hay quienes, con espíritu deportivo, disfrutan de subirla a pie pisando la blanda arena, seguros de que el descenso será mucho más fácil.

 

Hoteles y Alojamientos en Natal, Brasil:

Reserve su próximo hotel en Natal por Booking. El Mejor precio garantizado!:



Booking.com