Manaos, capital de estado de Amazonas

Fundada por los portugueses en 1669, hoy la ciudad de Manaos, capital del estado de Amazonas, al noroeste de Brasil, con sus dos millones de habitantes y su magnífico puerto accesible a los grandes transatlánticos, es una urbe populosa y turística.

Está situada cerca de la confluencia del río Negro y el Amazonas, y su puerto tiene gran influencia en el desarrollo de la región.


Es también uno de los centros turísticos más importantes de Brasil y atrae a visitantes de todo el mundo, ya que ofrece el atractivo de las excursiones de aventura a lugares asombrosos de la selva amazónica, sumado al confort de una gran ciudad, con excelentes hoteles al estilo de los grandes resorts del Caribe.

La ciudad de Manaos brinda también la posibilidad de conocer uno de los patrimonios históricos de Brasil, y en especial las huellas del tiempo en que la producción de caucho dio a la región un impulso económico de gran relevancia. 

Un recorrido por sus calles y avenidas te permitirá admirar edificaciones y casas que conservan su arquitectura importada de la Europa del siglo XIX, como por ejemplo, entre muchos otros, la antigua plaza del mercado ubicada sobre el puerto, los edificios públicos y las casas de los grandes magnates de la época, hoy convertidas en museos.

Uno de los motivos de mayor admiración por parte de los turistas y de orgullo para los habitantes, es el tradicional Teatro de la Ópera, construido hace más de doscientos años con mármoles, pisos y todos sus elementos traídos de Europa en barcos, pieza por pieza. 

Otros edificios representativos de Manaos son la Universidad del Amazonas, el Mercado Municipal y la Aduana.

Distinto panorama pero igualmente interesante es el que ofrece el sector comercial de la ciudad, con sus grandes centros donde se puede adquirir toda clase de artículos de nivel internacional, ropa, perfumería y muchos otros. Y si buscas algo más típico, hay sitios tradicionales donde comprar productos regionales, medicinales, artesanías y mucho más.

Las noches en Manaos son de lo más animadas, por algo la llaman el París del Amazonas. Si quieres un rato de buena música, encontrarás espectáculos musicales tradicionales, con samba y ritmos locales, y también discotecas con bandas que tocan todo tipo de música.

A todos estos atractivos merece sumarse la gentileza y cordialidad de su gente. Tanto el personal de los hoteles y negocios, como los vecinos que circulan por la calle, están siempre prontos a ayudar al turista con una información o a facilitarle lo que necesite para hacer más agradable su estancia en Manaos.

Agreguemos que aunque las comodidades y servicios de los hoteles son del mejor nivel internacional, siempre se pueden conseguir ofertas y tarifas especiales en distintas épocas del año.