La Estación Ecológica Juréia – Itatins | Guia sobre Brasil

La Estación Ecológica Juréia – Itatins

La Estación Ecológica Juréia – Itatins es una reserva de protección ambiental situada en el litoral sur del estado de São Paulo, a 200 kilómetros de la capital, cerca de Iguapé; forma parte de la Reserva de la Biosfera de la Mata Atlántica y tiene categoría de Patrimonio Mundial.

Es interesante saber que a raíz de las protestas de organizaciones ambientales, se bloqueó la construcción de una usina nuclear proyectada durante la década de los 80, y en su lugar se creó la Estación Ecológica de Juréia – Itatins.

La estación forma el núcleo de un complejo de varias áreas protegidas, y las autoridades intentan establecer un equilibrio entre las necesidades biológicas y las socio-culturales, ya que dentro de los límites de la reserva habitan comunidades caiçaras que practican actividades de subsistencia.

e_e_jureia_itatins
Los caiçaras se formaron por la mezcla de los pueblos indígenas con colonizadores europeos y esclavos africanos. Su agricultura se basa en el sistema de coivara, de herencia indígena, con rotación de períodos de cultivo y descanso de la tierra; producen mandioca, porotos, maíz, arroz, caña de azúcar y bananas. Tanto para la agricultura como para sus actividades de caza y pesca artesanal utilizan su propio calendario basado en las fases de la luna.

Actualmente, la supervivencia de la cultura caiçara depende de su acceso a los servicios básicos indispensables (salud, educación, transportes, comunicaciones), y uno de los recursos que lo favorecen es el ecoturismo. Visitar las villas caiçaras de la región, será de indudable interés para el turista y a la vez una ayuda para los lugareños.

Juréia e Itatins son los nombres indígenas de dos macizos de la cadena montañosa Serra do Mar al extremo norte del Complejo Lagamar; El pico más alto del Itatins llega a 1.240 metros y el del Juréia a 840 metros de altura, y están cubiertos de espeso bosque tropical.

De especial interés ecoturístico son la desembocadura del río Una, el llamado “Sendero del Emperador”, los saltos de agua Paraíso y Guilhermo y el sendero Despraiado. El “Sendero del Emperador” unía por tierra, ya en el siglo XVI, los poblados de São Vicente con Iguape y Cananéia, y en la segunda mitad del siglo XIX fue aprovechado para la construcción de la primera línea de telégrafo del país; actualmente, el tramo que atraviesa la estación ecológica es recorrido cada año en el mes de agosto por la romería tradicional de la fiesta del Señor Buen Jesús de Iguapé.

Hay excelentes ofertas de excursiones, con guías ecológicos titulados de habla española, que organizan caminatas ecológicas y en bicicleta de montaña, de entre 2 y 4 días de duración, en la pluviselva Atlántica de Iguapé y Juréia – Itatins. Si vas solo, búscate un acompañante porque el número mínimo de participantes es de dos personas; para el alojamiento, puedes elegir entre camping o posada.