Ilhéus, la ciudad de novela y del fruto de oro.

San Jorge de los Ilhéus, como era su nombre primitivo, en el estado de Bahía, región Noreste, es la ciudad principal de la Costa del Cacao; debe su nombre a los numerosos islotes, fluviales y marítimos, que se extienden a lo largo de la costa central.

La ciudad nació marcada por la introducción del cultivo del cacao, importado de la Amazonia; el salto histórico que entonces se produjo en Bahía fue impresionante: el fruto de oro era el principal producto de exportación del país, y la ciudad de Ilhéus albergaba el puerto de salida más importante de la producción.

ilheus

Eran tiempos febriles y opulentos, la ciudad era un hervidero de multitudes, de dinero, lujo y riqueza; el intercambio con Europa transformó a la ciudad en un crisol de culturas, y en ese caldo de cultivo florecieron innumerables historias sobre los coroneles del cacao y sus luchas por el poder, por la conquista de tierras, de mujeres y de dinero.

Todo el esplendor de aquellos años se percibe aún hoy en la arquitectura de la ciudad, con sus calles y plazas de piedra, y sus caserones que conservan el recuerdo de muchas de esas historias; es el caso del Bar Vesuvio, que fue en su tiempo reducto de los coroneles, lugar de reunión de intelectuales y escenario de la novela de Jorge Amado “Gabriela, clavo y canela”, y que hoy es un punto de visita turística indispensable.

porto-ilheus

Ilhéus luce la belleza de su tierra morena, bañada por un sol radiante y un mar azul-verdoso que cambia de matiz según la luminosidad de cada estación del año. En este entorno de maravilla se desarrollan variadas actividades turísticas: pueden ser los paseos ecológicos por tierra, mar y ríos conociendo rarezas como el mono-león-de-cara dorada, una especie en peligro de extinción que es el símbolo de la preservación ambiental en la Mata Atlántica; la bahía es ideal para la práctica de deportes náuticos, como windsurf, “laser”, hobby-cat y cayaques.

En la actualidad, la ciudad cuenta con una excelente infraestructura hotelera, ofreciendo desde las simples posadas a los más sofisticados hoteles; en lo gastronómico, hay restaurantes para todos los gustos, incluso los especializados en la cocina bahiana, a base de pescado, camarón, langosta, cangrejo y una infinidad de mariscos.

Si ya habéis reservado vuestros vuelos a Bahía, llegar a Ilhéus os resultará fácil. Hay un moderno aeropuerto, con vuelos directos desde Salvador y otros vuelos desde distintas ciudades; por tierra, hay varias carreteras, y por mar, el Puerto Internacional de Machado sirve de muelle para navíos venidos de todas las partes del mundo.