El Parque das Mangabeiras en Belo Horizonte.

Situado en la Serra do Curral, a pocos kilómetros de Belo Horizonte, capital del estado de Minas Gerais, este parque municipal, con sus más de dos millones de metros cuadrados, se precia de ser la mayor área verde de la ciudad y uno de los mayores parques urbanos de América Latina.

El Parque das Mangabeiras es un sitio de preservación ambiental y de investigación científica, que también está abierto al público. Este parque, declarado patrimonio cultural de Belo Horizonte, se encuentra en uno de los puntos más altos del municipio, a más de mil metros de altura, y fue proyectado por el conocido paisajista Burle Marx, a quien se deben muchos otros parques y jardines en diversas ciudades del país.

Dentro del área del parque se encuentran las nacientes del Córrego da Serra (Arroyo de la Sierra) que forma parte de la cuenca del río San Francisco. Lo habita una fauna compuesta de más de ciento cincuenta especies de aves y decenas de especies mamíferas, veinte de reptiles y diecinueve de anfibios, y la vegetación del lugar se compone de especies nativas.

Entre las aves, se cuenta la golondrina, pico de terciopelo, reinita, pájaro carpintero; entre los mamíferos hay ardillas, monos, armadillos, coatíes, y entre los anfibios la rana Hylodes uai, que lleva en su nombre un homenaje a Minas Gerais.

La flora se compone de especies de distintos tipos de vegetación, mezcla de campo de altitud, cerrado y matas de galería; entre las especies de campo se cuentan las bromelias; entre los vestigios de Selva Atlántica, el jequitibá o palo de óleo, y hay muchas otras especies como jacarandá, palo de tucán, alcornoque, palo santo, y otras.

El Parque das Mangabeiras es uno de los pulmones de Belo Horizonte, de acceso fácil y rápido, y donde el visitante encuentra el necesario servicio de información y una buena señalización para guiarlo en los tres diferentes circuitos organizados: la Ruta de las Aguas, la Ruta del Bosque y la Ruta del Sol. La entrada es gratuita, sólo se paga una módica suma por estacionamiento.

Tanto los pobladores de Belo Horizonte como turistas de todas partes lo aprecian como lugar de descanso, entretenimiento y deporte, como un refugio donde aliviarse de las presiones cotidianas de la vida en la ciudad, practicar la actividad deportiva preferida y disfrutar la contemplación de bellos paisajes.

Para completar unas vacaciones ideales, varias veces al año se organizan actividades culturales en forma de representaciones teatrales, shows de música popular y otros espectáculos, que se realizan en la Plaza de las Aguas y en el Teatro de Arena.

Por los atractivos que ofrece el Parque das Mangabeiras, su ubicación en zona urbana, la belleza del lugar, su buen clima, la facilidad de su acceso y las múltiples actividades que se pueden desarrollar, es muy recomendable visitarlo en cualquier época del año.