El Paço dos Açorianos, Porto Alegre.

Hoy nos detendremos en Porto Alegre, capital del estado de Rio Grande do Sul, y dedicaremos la visita al Palacio Municipal, para conocerlo y apreciarlo como modelo de conservación y restauración de un monumento histórico y artístico.

El edificio del Palacio Municipal fue construido entre 1898 y 1901 para ser la sede de la intendencia de Porto Alegre, que hasta entonces funcionaba en inmuebles alquilados en el centro de la ciudad. Está situado en la Plaza Montevideo y la Avenida Borges de Medeiros.

Paço dos Açorianos

Este bello palacio expresa el gusto por la monumentalidad y la suntuosidad, propio de la época de su construcción. Es, básicamente, una arquitectura de líneas clasicistas, en la que se destaca la superposición de estilos: dórico en la parte baja, simbolizando el Poder, y corintio en lo alto, representando la Armonía y la Justicia. Ostenta numerosos elementos simbólicos en los grupos escultóricos que adornan las distintas fachadas; las figuras que los componen tienen alto valor alegórico: representan la Libertad, la Historia; la Democracia, la Justicia y la República. En el centro, el escudo de la República.

Paço dos Açorianos_antes

El palacio se conserva en excelentes condiciones dada su antigüedad gracias a los constantes trabajos de reparación, mantenimiento y restauración que se han ido haciendo a lo largo de los años. En 1925 se remodeló la Plaza Montevideo, instalando un gran cantero de forma elíptica cubierto de césped y ornamentado por la fuente artística conocida como La Samaritana, reemplazada diez años más tarde por la Fuente de Talavera, obsequio del pueblo Español. La Samaritana fue trasladada a la Praça da Alfândega.

El Palacio albergaba numerosas reparticiones municipales, y con el tiempo la acumulación de oficinas sobrepasó la capacidad del inmueble. Entonces se construyó la conocida como Prefectura Nueva donde pasaron varias reparticiones, y en las décadas siguientes continuaron los trabajos de mantenimiento del viejo Palacio.

En 1973 recibió oficialmente el nombre de Paço dos Açorianos (Palacio de los Azorianos), en homenaje a los primeros colonizadores de Porto Alegre, provenientes de las islas Azores. En el año 2000 se iniciaron las obras de restauración que finalizaron en 2003 devolviéndole el color original, ocre y blanco.

Paço dos Açorianos_fachada-trasera

En el proyecto de recuperación se tuvieron en cuenta dos premisas: restauración del inmueble y eliminación de barreras arquitectónicas, garantizando el acceso a personas con deficiencias físicas, para brindar a toda la comunidad y a los visitantes, un espacio histórico-cultural y de informaciones.

Actualmente, en el edificio funcionan, además del sector administrativo, una pinacoteca y un auditorio; el subsuelo fue habilitado para albergar los Memoriales del Palacio y de la Ciudadanía, recuperando la atmósfera de la vieja intendencia municipal con las luces y los colores de la actualidad.

El Paço dos Açorianos marca el punto cero de la ciudad.