El Estado de Goiás y sus recursos naturales de agua.

El Estado de Goiás, en plena región centro-oeste del país, fue fundado a principios del siglo XVII por bandeirantes que llegaban en busca de oro, abundante por entonces en la región y codiciado como la principal riqueza del mundo.

Los tiempos han cambiado, y hoy la cría de ganado, la producción industrial y el comercio son las principales fuentes de recursos del estado, a los cuales sin duda alguna debemos agregar la industria turística, impulsada en buena parte por las aguas termales, lagunas, lagos y ríos que atraen a numerosos visitantes de Brasil y del extranjero.

Lagoa Piratininga

Daremos un vistazo a los principales lugares acuáticos.  A 190 kilómetros de Goiânia, capital del estado, se encuentra Caldas Novas, la ciudad que posee el mayor complejo hidrotermal del estado; es un lugar muy apreciado por quienes buscan un descanso dedicado al cuidado del cuerpo y al solaz del espíritu.  Cerca del centro de la ciudad, en Lagoa Piratininga, encontramos piscinas de agua caliente.

El lago de Cachoeira Dourada, a 232 kilómetros al sur de Goiânia, es de agua caliente y salada; es un fenómeno descubierto recientemente, al que aún no se le ha hallado explicación, pero según los análisis que se hicieron, posee alto valor terapéutico.

Thermas da Lagoa Santa

A 470 kilómetros de Goiânia, en Itajá, municipio limítrofe con el estado de Mato Grosso, hay aguas sulfurosas en las Thermas da Lagoa Santa; sus aguas calientes contrastan con el caudaloso río Aporé, de aguas frías, ofreciendo un lugar muy atrayente para el turismo de salud y belleza.

A 180 kilómetros al suroeste de la capital, está Rio Quente, municipio creado en 1988 que ha adquirido notoriedad por alojar en sus tierras el complejo hidrotermal de la Pousada do Rio Quente y por ostentar las bellezas naturales de la Serra de Caldas, todo ello de gran atracción turística.

El río Araguaia.

El río Araguaia nace en Aruanã, a 310 kilómetros de Goiânia, y es otra de las atracciones para el ocio y turismo del estado de Goiás. Cuando lleva menos agua, entre los meses de julio y septiembre, sus orillas se convierten en playas de agua dulce, y el lugar se vuelve propicio para la navegación. 

En su curso se encuentran ciudades como Aragarças, a 500 kilómetros de Goiânia, y São Miguel do Araguaia, a 480 kms de la capital que se transforman en balnearios durante esta época del año.

Três Ranchos

A orillas del río Paranaíba se encuentra uno de los lugares más bellos del Estado: Três Ranchos, a 282 kilómetros de la capital, que fue conocido como un lugar de descanso de vaqueros; hoy es renombrado por la belleza del Lago Azul, y por el atractivo de sus numerosas islas, prácticamente desiertas, de extraordinaria belleza.