Camboriú, gran atracción turística

El Balneario Camboriú, a 84 Km. de Florianópolis, la capital del Estado de Santa Catarina, al sur de Brasil, es uno de sus principales polos turísticos.

Si quieres saber por qué, no tienes más que visitar esta región: sus bellísimos paisajes, su clima agradable, las playas de aguas limpias y transparentes que en el verano atraen a miles de entusiastas surfeadores, las reservadas playas naturistas del Pinho… Pero Camboriú no es solamente sol y playas; todo esto y mucho más es lo que vamos a conocer hoy.

balneario de Camboriu

balneario de Camboriu

La ciudad es encantadora; el paseo tradicional es el teleférico, que une las playas Central y Laranjeiras, un viaje de quince minutos a través de diversos paisajes más la posibilidad de practicar “arvorismo”, el célebre deporte sobre las copas de los árboles, en la Colina Aguada, cubierta de vegetación atlántica.

Y por la noche llega la diversión: la rambla iluminadas invitan a caminar o dar una vuelta por las discos, restaurantes y bares de la playa.

teleferico de camboriu

teleferico de camboriu

Camboriú es un destino ideal para cualquier época ya que su temperatura oscila entre los 15º. y 30ºC todo el año. El emblema de la ciudad es la Cascata da Sereias, una fuente con sirenas envueltas en juegos de agua y luz y coronada por una escultura que simboliza el sol.

Cascata da Sereias

Cascata da Sereias

Otros lugares para visitar son el Cristo Luz, un monumento construido en 1997, de 33 metros de altura y un sistema de iluminación que le da ochenta y seis tonos diferentes por la noche, la Isla de las Cabras ideal para quienes quieren conocer el balneario, con posibilidades para deportes acuáticos y navegación o el Parque Unipraias, uno de los más visitados, que se puede recorrer en un tranvía que circula dentro del parque y enlaza las playas de Laranjeiras y Central.

Queda mucho en el tintero, como la Playa Central, la más animada, de casi 7 Km. de extensión, bordeada de restaurantes, discos y hoteles, o Laranjeiras, donde se encuentra un sitio arqueológico con fósiles de tres mil años de antigüedad.

Si la idea es quedarse, encontrarán más de cien hoteles y hospedajes con posibilidades para todos los gustos y presupuestos. Comer no será problema: hay muchísimos restaurantes que se especializan en platos a base de pescados y mariscos, aunque también encontrarán comida tradicional y locales de comidas rápidas.

Es muy fácil llegar a Camboriú, ya que su aeropuerto más cercano, en la ciudad de Navegantes, se encuentra a sólo 20 Km.; también cuentan con el de Florianópolis, al que arriban vuelos de las principales ciudades del Brasil. Por otra parte la ciudad está muy bien conectada por carretera, lo que les permitirá llegar en su propio automóvil o en autobús.

Parque-Unipraias

Parque-Unipraias

Para llevar algo de recuerdo a casa, visiten el complejo de artesanías de la Playa del Estaleira, donde podrán adquirir los típicos cojines de Santa Catarina o las muñecas del Valle del Jequitinhonha, en Minas Gerais.

 

crédito imagen: panoramio