Atracciones varias en Belém do Pará

Enclavada entre el colorido Nordeste brasileño y la exuberante selva amazónica, Belém do Pará es una ciudad llena de mixturas y contrastes que jamás deja de sorprendernos. Hoy te propongo visitar dos o tres sitios bien diferentes entre sí, cada uno con sus atractivos particulares.

El primero será un edificio histórico que hoy es uno de sus principales puntos turísticos: el Palacete das Onze Janelas, o como diríamos en español de las Once Ventanas, que funciona actualmente como Espacio Cultural y es uno de los lugares más visitados del casco histórico de la ciudad.

El Palacete fue construido en el siglo XVIII como residencia de Domingos da Costa Barcelar, rico propietario de ingenios azucareros. Posteriormente el gobierno lo adquirió para instalar el Hospital Real, que funcionó todo el siglo siguiente, hasta que pasó a tener varias funciones militares.

Volvió a cambiar su destino a principios del siglo actual, en que el gobierno del estado de Pará firmó un convenio con el Ejército Brasileño para adjudicar la Casa das Onze Janelas y el Forte de Presepio a fines turísticos. Hoy el Palacete es una de las tarjetas postales de Belém.

Además, el edificio forma parte del conjunto arquitectónico y paisajístico llamado Feliz Lusitania, y en él funciona un museo, exposiciones de arte, y el llamado “Boteco das Onze”, uno de los mejores restaurantes de Belém.

Rodean a la Casa de las Once Ventanas hermosos jardines con esculturas, el Navío Corbeta y un mirador que se proyecta sobre la bahía, ofreciendo una espléndida vista de la Bahía de Guajará y del mercado Ver-o-Peso.

Otra de las propuestas es un espacio al aire libre, el Bosque Rodrigues Alves, declarado Jardín Botánico en julio de 2002 por resolución del Consejo Nacional de Medio Ambiente. Con esto, el Rodrigues Alves entra a formar parte de la BGCI (Botanic Gardens Conservation International), una red mundial de jardines botánicos que abarca un centenar y medio de países. Es importante para la institución porque el título significa asignación de recursos para desarrollo de proyectos científicos y de educación ambiental.
Informaciones aparte, el Bosque bien vale dedicarle unas horas por la interesante colección de especies vegetales que ahí prosperan.

Otro hermoso paseo al aire libre es el parque ecológico Mangal das Garças (o Manglar de las Garzas), ubicado a orillas del río Guamá, que logra plantar en pleno centro histórico de Belém un retazo de la Amazonia, con sus colores, fragancias y el encanto de sus paisajes.

El Manglar de las Garzas es un parque natural que queda al lado del Arsenal de la Marina; posee vivero de mariposas y colibríes, vivero de pájaros, lagos artificiales y un mirador que ofrece una vista privilegiada de los alrededores.

Para llevar un bonito objeto de recuerdo, hay un local de artesanías, y finalmente, para la pausa del descanso, cuenta con el “Manjar das Garças”, un restaurante de lujo que ofrece diversidad de platos, aunque la cocina regional es uno de sus puntos fuertes.